Salvatore Blood
Conectarse

Recuperar mi contraseña

_____________________________________________________


_____________________________________________________
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 13 el Lun Sep 12, 2011 12:40 am.

Los posteadores más activos del mes

Frase de la semana
“Sé que solo nos conocemos de un rato y sé que compito por tu cariño. Pero... nunca conocí una mujer tan tranquila como tú. Te miro y veo un ángel. Toco tu piel... y mi cuerpo entero se enciende Te beso y sé que me enamoro. Estoy enamorado de ti”. Stefan.
Últimos temas
» MY BLOOD IS YOURS-ELITE
Dom Nov 06, 2011 7:15 pm por Invitado

» Halloween [libre]
Dom Nov 06, 2011 6:09 am por Damon A. Salvatore

» Personajes TVD
Dom Nov 06, 2011 1:54 am por Katherine Pierce

» Todo por el bien común { libre }
Dom Nov 06, 2011 1:00 am por Damon A. Salvatore

» Holibiris xDDD
Sáb Nov 05, 2011 11:10 pm por Bonnie Bennett

» Quieres Pertenecer A Mi Mundo? que esperas?
Sáb Nov 05, 2011 10:44 pm por Bonnie Bennett

» Relaciones de Bonnie Bennett
Sáb Nov 05, 2011 10:42 pm por Bonnie Bennett

» Una taza de café [libre*]
Sáb Nov 05, 2011 10:35 pm por Bonnie Bennett

» Charlotte Relationships
Sáb Nov 05, 2011 10:29 pm por Bonnie Bennett

Usuarios de la semana



Image and video hosting by TinyPic


Photobucket Rol Anatomia de Grey Tinypic Photobucket Winter Is Coming


Internado St. Judas Winter Is Coming Klinzmann Mental Hospital

Stefan Salvatore

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Stefan Salvatore

Mensaje por Stefan Salvatore el Vie Nov 04, 2011 4:09 pm

Stefan Salvatore


Datos Personales

{#}Nombre Completo:
Stefan Salvatore
{#}Apodos:
Stef o Steffie.
{#}Raza:
Vampíro tradicional

{#}Edad:
Ciento sesenta y tres años.

{#}Edad aparente:
Diecisiete años.

{#}Lugar de Nacimiento:
Italia

{#}Orientación Sexual:
Heterosexual


Descripciones:

{#}Descripción Física:
Su apariencia ha sido exactamente la misma desde hace más de un siglo y medio, gracias a uno delos beneficios de ser un vampiro. De complexión robusta y sumamente atlética. Sus músculos están bastante desarrollados, tales como su abdomen plano, marcado y tan fuerte como el concreto; sus piernas, no muy delgadas y musculosas, de la misma manera que sus longevos brazos. Su tez es ligeramente bronceada y pareja, sin otras tonalidades a lo largo de su cuerpo; tersa y suave al tacto. Sus ojos son de una gama singular de verdes y uno que otro color pardo, grandes y saltones, enmarcados por un par de pobladas cejas y crespas pestañas. Cabello no muy corto, castaño medianamente claro, generalmente penado por sus mismas manos hacia atrás. Sus labios son carnosos y de un rosado único, como pocos verás en tu vida, son la entrada a ver sus brillantes dientes, pulidos a la perfección. Posee facciones detalladas, ásperas y bastante varoniles, entregándole una apariencia viril y enigmática.
Sus prendas a través de los años, siempre ha sido acordes a la época actual. Hoy en día, es muy fácil verlo con jeans y poleras de lo más juveniles sin llegar a lo adolescente. Siempre lleva con él un par de zapatos brillantes y cuidados sin importar la situación.


{#}Descripción psicológica:
I had a plan. I wanted to change who I was. Give my life to someone new. Someone without the past. Without the pain. Someone alive.


Y lo logró por mucho tiempo. Stefan pudo volver a sentir lo que fue ser humano, lo que fue amar. Logró conservar esa humanidad de la que muchos vampiros se desprenden. Pero como adicto que es y gracias a la ayuda de cierto híbrido, todo se fue por el drenaje. Stefan podía discernir del bien y del mal, de cuando estaba hiriendo a alguien. Decidió nunca más beber sangre humana de un cuerpo viviente. No abusar de sus poderes, del hipnotismo. Decidió olvidar su verdadera naturaleza si eso suponía un mejor vivir. La verdad es, que en el momento que bebió de esa diminuta bolsa de sangre, se percató que no había estado viviendo. Había estado encerrando su verdadero yo, su depredador interno. En parte, Stefan sigue siendo el mismo de antes: reservado, con un concepto de privacidad muy elevado como para andar divulgando todo lo que sabe y lo que pasa por su cabeza. Aquél capaz de hacer entender hasta a la persona más cabezota sobre la razón correcta. Ese ‘don de la palabra’ que lograba convencer a quien fuese. La voz de la conscienta personificada. El joven y sabio Salvatore que piensa todo antes de hacerlo, vigilando los daños colaterales. Su educación sigue siendo su más brillante cualidad. Los modales que le fueron enseñados cuando aún era un humano, prevalecieron en el tiempo. Es amable, empático y una persona honrada. Claro, si bien ahora la sangre puede demostrarle todo lo contrario, se puede decir que algo queda de esa parte suya. No todo podía irse ¿cierto? Directo al decir las cosas, no se va con rollos o indirectas. Tampoco le cuesta decir lo que piensa, aunque claro, se fija de usar las palabras adecuadas.

Hunt. Prey. Kill. It was all I knew.


Eso era todo lo que Stefan conocía y hacía. Lo dejó, pero volvió a flote. Han desencadenado en el menor de los Salvatore una persona impredecible cuando siente hambre, cegándolo de maneras impensadas y hacer lo que él prometió no volver hacer. Nada se compara con el delicioso manjar de la sangre. Stefan siempre prefirió hablar antes que llegar a los puños, charlar como gente civilizada que podía resolver sus problemas como adultos que eran. Actualmente es capaz de tener paciencia, pero no goza de una fuente eterna de ella. Está más susceptible, como si con un solo rose de piel pudiese hacerlo enfadar. Está más iracundo, otro efecto secundario de su nueva dieta alimenticia. Puede llegar a ser muy agresivo, sin importar quien sea que esté frente a él. Luego de que Klaus le obligase a apagar sus emociones, lo poco y nada que quedaban de ellas, Stefan se ha vuelto despreocupado por las cosas que le importaban antes, como esa culpabilidad de matar, el preocuparse por Elena y Damon, y esa forma de ser para nada acorde con él.

If it were my choice I'd want to be with you forever.


¿Un ámbito más amoroso? Pues, Stefan -como ya se había dicho- se quedó estancado en su época humana. Aún cree que la manera de conquistar a una chica es cortejándola como solía hacer en tiempos pasados. Es completamente un apasionado, sin tener miedo a enamorarse, pues cree que lo acerca a la humanidad. Muy poco le importa su vida si debe entregarla para salvar a alguien que ama, pues piensa que no hay otra mejor manera de morir. La protegerá ante todo y todos, y si alguien llegase a tocarle un pelo que le causara dolor, no se lo permitiría. Demuestra en todo momento que estará ahí, con palabras, actos o sólo miradas. Cuida lo suyo, siendo bastante celoso más demostrándolo. Cariñoso, de piel, más amable. Ha sufrido y llorado por las mujeres que ha amado, aunque actualmente, no lo recuerda.

Llegando a la conclusión, varios aspectos de Stefan han quedado escondidos en algún lugar de su mente y corazón, si es que así se le puede llamar. Algunos otros, han quedado intactos, otros han sido elevados. Pero en síntesis; ya no es exactamente el mismo Stefan que antes y es probable, no vuelve a serlo jamás.


Gustos y Preferencias:

{#}Gustos:
» La literatura, por ende, los libros. Juega gran parte en su fascinación de traspasar sus memorias a un diario, como la mayoría de las noches.
» La sangre humana. Ya es adicto a ella y no sería capaz de dejarla por nada ni nadie.
» Estos últimos meses con Klaus le ha hecho retomar el gusto por el alcohol, como el Whiskey, Bourbon y similares.
» Le gusta ver los atardeceres y amaneceres. No sabe de donde salió ese gusto, pero lo tiene hace bastante.

{#}Hobbies:
» ¿Alimentarse de personas cuenta como uno?

{#}Odios:
» La sangre de animal y de los bancos de sangre.
» Tener que ser el guardaespaldas de Elena porque Klaus se lo ordenó.
» Que le digan qué hacer. Sólo una persona puede darle órdenes, y aún así, le molesta seguirlas.
» Detesta que le oculten cosas o digan mentiras.

{#}Fobias:
» Fallar su tarea de proteger a Elena y que algo le pase, y no por que Klaus le mataría.
» Ser mordido por un hombre lobo y todo el martirio que viene tras ello.

{#}Pertenencias
» Anillo lapislázuli idéntico al de su hermano con una "S" grabada, le permite caminar bajo el sol.
» Otro diario más a su extensa colección.
» Un auto, dinero, una que otra propiedad, aunque nada que le interese mucho.

Historia y Datos Familiares:

{#}Enfermedades:
{#}Miembros de la familia y relación con ellos:
Guiseppe Salvatore {Padre, humano; fallecido}
Zach Salvatore {Descendiente - Tío en apariencia, humano; fallecido}
Damon Salvatore {Hermano Mayor, vampiro; no-vivo}


{#}Historia
Stefan Salvatore bajo el amparo de una familia italoamericana establecida en el continente americano con la idea de conseguir una vida mejor. Por supuesto, lo lograron, abriendo y dando a conocer a la familia Salvatore a las altas sociedades, alcanzando tal punto, que en conjunto con otras familias de alto poder adquisitivo, fundaron el pueblo de Mystic Falls, en el estado de Virginia. Cuando Stefan nace un cinco de noviembre, ya tenía un hermano mayor, el cual se convertiría con rapidez en un hermano, llevándose excelente y compartiendo la atención de sus padres. Ambos tuvieron una infancia y adolescencia tranquila y común. Al menos, hasta la llegada de Katherine Pierce al pueblo. Una hermosa joven que había perdido a sus padres en un incendio, robó el corazón de los dos hermanos, provocando una disputa entre ellos por primera vez en su vida. Sería agradable decir que uno la conquistó por completo, se casaron y tuvieron pequeños Salvatore, pero así la historia acabaría, y de mala manera. Pronto, ambos hermanos descubrieron que la muchacha no era humana, sino una vampiresa. Las cosas se complicaron con cada segundo que transcurría, y más aún, cuando su propio padre, junto a Johnathan Gilbert, formaron un grupo para dar caza a los vampiros, teniendo como meta encerrar a las criaturas en una tumba bajo la iglesia del pueblo, para después prender fuego, acabando con la peste y sin que el resto de los habitantes sospecharan alguna cosa.

Katherine, lejos de escoger entre los hermanos, había dado de beber a ambos de su sangre, para convertirlos cuando llegase el momento oportuno pero nadie se imaginó que ese día llegaría mucho antes de lo planeado. El pobre e ingenuo Stefan había caído en la trampa que su padre había puesto para la vampiresa, dejándola expuesta y, evidentemente, capturada. Pero los hermanos Salvatore, no la dejarían ir con tanta facilidad. Escurridizos, buscaron la caravana que mantenía escondida a Katherine. Planearon las cosas con demasiada velocidad, errando. Su propio padre le atraviesa una bala a ambos al notar su traición, activando el proceso de conversión. Stefan despierta poco después junto a su hermano. Y aunque no comprendía todo, Emily, una bruja y sirvienta de Katherine, les explicó todo. Stefan no estaba muy convencido de vivir toda una eternidad, al menos al principio. Todo se esfumó cuando cató la sangre humana, finalizando así, su transformación en vampiro. Con esto, descubrió el poder que le entregaba su nueva forma de vida, y también, el descontrol. Tal fue la pérdida del sano juicio, que asesinó a varios miembros del consejo de fundadores. Volviendo a Damon, él parecía estar resignado a morir. Stefan no lo permitiría. Luego de palabras cegadas por la sed y el nuevo poder experimentado, y al traerle una damisela, Damon se convirtió. La relación no mejoró para los hermanos Salvatore, separando sus caminos sin antes de escuchar que su hermano le prometía una eternidad de miseria.

Poco después, conoce a Lexi, otra vampira y que gracias a ella, logra reformarse. Su vida parecía más humana y normal, sin dejar de sentir aquella tremenda culpa y miseria por sus acciones pasadas. Stefan se hundió en la melancolía mientras Damon buscaba por todo rincón del mundo a Katherine. Al cabo de los años, y con un retrato de la joven Pierce siempre con él, regresa a Mystic Falls, encontrándose con una humana idéntica a la última mujer que había robado su corazón, al menos físicamente. Todos los recuerdos y sentimientos que se había negado a rememorar, eflorecieron. La curiosidad por conocerla fue tal, que se inscribió en el instituto, conociendo oficialmente a Elena Gilbert. Pero era no era la primera vez que se había visto, oh no. Stefan era un tipo de ángel guardián desde que supo de su existencia, y durante un accidente automovilístico, la salvó, no pudiendo hacer lo mismo con los padres de la morena. Semanas después, llega siguiendo sus pasos Damon, sólo para cumplir su tan remarcable promesa.

Stefan se dio cuenta que Elena, por mucho que físicamente fuera igual a Katherine, en su interior era completamente distinta. Fue poco el tiempo que pasó hasta que comenzaran una relación amorosa. Muchas cosas intentaron interponerse entre la felicidad de ambos, pero parecía que todo eso, hacían más fuerte los sentimientos del uno por el otro. Damon consiguió lo que tanto había anhelado: abrir la tumba que albergaba en su interior a Katherine. Pero ni rastro de ella. Ambos se sintieron engañados, decepcionados y ultrajado, sobre todo el mayor. Sin embargo, Katherine hizo acto de presencia poco después, revolucionando todo a su paso. Ya no había tranquilidad. Para colmo, los originales aparecieron también. Stefan sólo temía por la seguridad de Elena: todos tenían puesto sus ojos en ella. La morena era la clave para romper la maldición que contenía la licantropía del original más poderoso de todos, y aunque la maldición se rompió, Elena fue revivida por un hechizo que Bonnie había conseguido realizar, cobrando la vida de su padre biológico, John Gilbert. A todo esto, Damon había sido mordido por Tyler, amenazando la vida de su hermano sin alguna solución conocida. Stefan debía conseguir una solución, no podía dejar morir a su hermano. Fue entonces, que Bonnie había conseguido información a través de los espíritus: Klaus.

No dudó un instante en ir tras él, el cual, luego de asesinar a su hermano Elijah, le demostró que sí tenía la cura. Katherine –que era prisionera de Klaus- fue mordida por el lado licántropo del híbrido, causándole una herida que la mataría. Sin embargo, luego la obliga a beber de su propia sangre, curándose automáticamente. Ambos vampiros llegaron a un acuerdo: Klaus le daría la cura si él bebía sangre humana. Stefan no quería volver a su lado más salvaje y vaciló unos segundos, pero la vida de Damon era mucho más valiosa. Nikklaus le obliga a beber cuantiosas cantidades de sangre, convirtiéndolo a lo que era su pasado y de lo cual había estado luchando. Con la esperanza que Katherine llevase la cura a Damon, Stefan se quedó junto a Klaus, marchándose del pueblo.

Pasaron meses y meses de digna lealtad al lado del híbrido. Su destripador interno ya era cosa seria y sus muertes no pasaban desapercibidas. Stefan jamás traicionaría a Klaus, y no sólo por un hecho de conservar la nobleza de la relación de compañeros, sino más bien, una razón mucho más importante que cualquier otra: Elena. Klaus debía creer que la había matado en el sacrificio, además de que parte del trato incluía que Damon estuviera a salvo, y fuera de Mystic Falls, estaba muy por lo lejos de que uno de ellos saliera herido.

Sin embargo, no podía ocultar la verdad por mucho tiempo. Nikklaus liberó a su hermana Rebekah y le hizo recordar parte de su vida en los años veinte, dónde él y el híbrido, fueron amigos y Stefan mantuvo una efímera relación con Rebekah. Tras unos días de búsqueda, encontraron el collar que aparentemente sería la solución a los problemas de creación de híbridos. El miedo de Stefan creció como nunca antes: Elena lo tenía.
Junto a los hermanos Originales, vuelve a Mystic Falls. Si pensó que las cosas no saldrían bien, fueron peores de lo que pensó. Durante la noche donde los de último año hacían bromas en el instituto, Klaus se vio en la obligación de apagar los sentimientos de Stefan, quitándole toda la humanidad que residía en él. Nikklaus veía muy peligroso el inmenso amor que profesaba hacia la humana, diciendo incluso con sus propias palabras, que jamás había visto semejante amor.

Stefan ya no era el mismo, todos lo sabían, menos él que poco problema se hacía al respecto. Klaus le obliga a proteger y cuidar a Elena, para luego desaparecer. Como más-que-nunca-leal siervo, cumple su tarea, pareciendo más un acosador que un simple cuidador.
Es Elena junto a Lexi que intentan reformarlo, haciendo lo impensado por despertar la humanidad en el vampiro, cosa bastante difícil. Stefan sigue completamente enamorado de Elena, muy dentro de sí, pero las cosas parecen siempre intentar interponerse entre ellos. Stefan ya no es el mismo. Su humanidad está apagada. ¿Cómo entonces? La pregunta del millón.

{#}Otros:
» Su libro favorito es El gran Gatsby, novela de F. Scott Fitzgeral publicada en 1925.
» Su película favorita es Taxi Driver, dirigida por Martin Scorsese en el año 1976.
» Se considera a sí mismo como un buen cocinero, especialmente de comida italiana, sin embargo ahora, está muy lejos de volver a cocinar para alguien.
» En los 70's, asistió un tiempo a Harvard.
» Se ha presentado a todas las fiestas de los Fundadores de Mystic Falls.
» Ya no es capaz de beber de bolsas de sangre, debe ser fresca y a 37°.
.
avatar
Stefan Salvatore

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 31/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Stefan Salvatore

Mensaje por Elena Gilbert el Vie Nov 04, 2011 9:19 pm

Ficha Aceptada, Bienvenido.



Nuestras acciones son las que ponen las cosas en movimiento... Y tenemos que vivir con eso

He sido egoísta por amarte demasiado, por no poder permanecer lejos de ti

Elena Gilbert


avatar
Elena Gilbert

Mensajes : 162
Fecha de inscripción : 09/08/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.